fbpx

El motivo de este artículo es que muchas de mis pacientes tienen un mismo miedo, y preguntando a mi entorno, ha sido como el “efecto salir del armario” !!!
A la pregunta has sentido alguna vez la sensación de que alguien había cerca tuya y que no era de esta realidad? Os puedo asegurar que un 99% de las personas que he preguntado han sido contundente con sus respuestas: afirmativa!!!

Así que ahí va… Para aquellos que os pueda ayudar a “naturalizar” este proceso vital, que sorprendentemente es más habitual de  lo que aparentaba….

El pensar que en este planeta solo vivimos nosotros, es algo que podíamos empezar a plantearnos seriamente. Igualmente podíamos poner en tela de juicio, que mis 5 sentidos son exclusivamente por dónde yo percibo la realidad.
Creo que esta es la pieza clave, para comprender que cuando “sentimos” otra realidad, donde se manifiestan energías en movimiento, presencias, seres queridos y a veces no tan queridos que están contactando con nosotros.

El humano posee muchos más sentidos que aquellos que estamos acostumbrados a utilizar. Lo llamamos “extrasensorial”, y siento que está diferenciación a hecho que cree una división entre ambos mundos…. Cuándo en realidad pertenecemos a todos.
” Lo invisible al ojo humano, no implica su falta de existencia… Muy al contrario, está  presente en nosotros”  y lo sentimos como proceso intuitivo que nada tiene que ver con la razón, con lo cognitivo, con el mundo de las ideas y conceptos.
Se trata de una percepción expandida, e incidiría en este término, ya que no es “alterada”, sino que va más allá de las estructuras mentales establecidas.

Querer borrarnos ésta huella, es como capar nuestras capacidades, es decirle a nuestra sensibilidad, a nuestra percepción que deje de abrirse a lo ilimitado… Que deje de volar más allá de esta dimensión.

Y es triste, pero lo “están consiguiendo” , estamos silenciando todas estas capacidades que tenemos desde nacimiento, nos obligamos a dejar de percibir más allá de los 5 sentidos… Y es más,  se demoniza y se estigmatiza todo este sentir… haciendo que cerremos ese puente entre esta realidad y la trascendencia.

Me parece muy curioso como se ha ido perdiendo este contacto con el “todo”, esa escucha de los mundos sutiles con la naturaleza, cuándo el humano en sus inicios fue justamente intuitivo adorando y conectándose con toda esa red a la que pertenecemos… Hasta que llegó el mundo de las creencias en un solo Dios, una sola forma de ver el universo, y cedimos nuestros sentidos y percepción a una única visión… Y dejamos de escuchar…. Y dejamos de “ver” ….
Desde esos instantes éstas capacidades innatas en nosotros fueron censuradas y perseguidas hasta el punto que en vez de sentirnos en conexión con el “mundo” nos separamos de él, percibiéndolo como un lugar peligroso del que nos teníamos que proteger.
Aparece lo diabólico, lo satánico, lo perverso, el mal… Y dejamos de entender qué hay detrás de ésto, que no es más que una polaridad más de la propia vida, de la propia naturaleza… Que también está necesitando ser “redimida y entendida”. Me gusta mucha y me ilustra la frase de que “la oscuridad no es más que la luz en sombra”

Cuándo nos dejamos sentir la vida en su totalidad no todo lo que aparece es polaridad negativa, emergen presencias que nos ayudan en este tránsito, nos develan parte de nuestro camino, nos hacen de guía, nos acompañan… Luego porqué dejarnos llevar por el miedo, diría más bien el pánico?
¿Por qué negar lo que estamos percibiendo, y hacernos creer que estamos locos que es imposible establecer esas conexiones con el “más allá” ?

Es paradójico, puesto que las personas más creyentes en la religión, pueden tener éstas experiencias, y sin embargo les cuesta admitir sus presencias sino está pasado por el filtro de ” lo sagrado” . Debe ser un santo, un individuo ascendido, iluminado, tocado por la mano de Dios para que se puedan admitir éstas experiencias.

Sin embargo, el común de los mortales estamos locos o fuera de la realidad para poder sentir la brecha con el más allá.

Desde mi visión, las experiencias extrasensoriales, necesitamos naturalizarlas, darle un lugar en nuestras existencias y darle voz para que nos dejen escuchar qué es lo que nos quieren decir… O sin más… Qué mundo hay más allá del nuestro… Sólo por puro conocimiento del universo y su multidimensionalidad.

El miedo paraliza y obstaculiza el conocimiento, nuestro avance, nuestra evolución.

¿Os imagináis que pudiérais tener acceso a vuestros seres queridos, a otras energías que nos acompañan y poder tener un entendimiento mayor de lo que es EL MUNDO?
Se romperían muchos velos, muchas estructuras que nos han cegado nuestra visión, nuestras capacidades.

¿Por qué no dejarnos sentir cuándo notamos esas presencias qué nos quieren decir?

¿Por qué no rompemos lo establecido, los parámetros convencionales que nos encorsetan en esta realidad y nos damos el permiso de volar hacia lo intangible… Inimaginable para nuestra reducida mente pero posible para nuestra conciencia en expansión?

Terapueta Transpersonal y formadora en Registros Akáshicos

Verónica Martínez

Si quieres seguir recibiendo más artículos te pido que rellenes estos datos. Cada semana sacaré al menos uno !!!






    Add Comment

    Your email address will not be published. Required fields are marked *